Clínicas Be / 2018-01-13

Causas de la pérdida de cabello

Se me cae el cabello ¿Qué hago?

Clínicas Be te ayuda a recuperar tu pelo

La caída del cabello puede ser una experiencia totalmente aterradora. Tanto para hombres como para mujeres. Cuando notamos que el cabello se cae de una manera periódica y que se sale de lo natural podemos pensar que algo anda mal. Debemos tener en cuenta que, diariamente perdemos entre 50 y 100 cabellos de manera natural. Este aproximado se corresponde con la normalidad del proceso. Sin embargo, cuando comenzamos a ver nuestros cabellos en la almohada, cepillo de peinar, ropa o plato de ducha nos preocupamos.

La caída del cabello se trata de un proceso fisiológico. El cabello pasa por diferentes fases desde que nace hasta que se cae. Algunos cabellos nacen y van creciendo, otros se mantienen estables hasta que se desprenden del folículo y caen. Esto no es motivo de preocupación, pues la caída del cabello en la mayoría de los casos es natural. Incluso, la caída del cabello puede ser una reacción a la estación o momento del año en el que estamos.

Si, el cambio de las estaciones pueden ser un factor a la hora de perder cabello. Es lo que muchos dermatólogos llaman el estigma filogenético. En la mayoría de los mamíferos, exceptuando a los humanos, existe lo que se denomina la muda sincronizada anual. Esto no es más que, el momento del año en que los animales de una misma especie renuevan su pelaje.

1.Recuerda que el cabello cae y se renueva a diario

Según estudios, una persona puede perder en una media de 100 cabellos al día. Sin embargo, no es una tendencia fija. No todos pierden la misma cantidad de cabellos. Puede haber épocas en que se pierde más o menor número de ellos. Todo va a depender de factores externos e internos. Desde sólo 50, 60, 70 cabellos perdidos hasta 150 o 200 al día es posible. El cambio de estaciones coincide, muchas veces, con la pérdida del cabello. Por ejemplo, muy común un incremento en la caída del cabello con el final del verano y el inicio del otoño. Es importante destacar que, al igual que en las mudas sincronizadas de ciertas especies, los cabellos perdidos de los humanos, también se recuperan.

Lo mejor, entonces, es intentar relajarse y no entrar en pánico. Recuerda que, la ansiedad y el estrés son una de las principales causas de la pérdida de cabello en los adultos. Si estas experimentando esta dolencia, lo mejor es tomárselo con calma. Lo primero que debes hacer es observarte. Revisa si en efecto estas perdiendo más cabello que antes. Si quedan mayor número de cabellos en el cepillo, en la ducha o en la almohada.

Además, cerciórate que la pérdida no venga acompañada del nacimiento de nuevos cabellos. Si este es el caso, se trata, entonces, de un recambio y es un proceso natural. No hay de qué preocuparse. Sin embargo, si por el contrario pierdes cabellos y la condición empeora sin que aparezcan rastros de nuevos nacimientos de pelo. Lo ideal es acudir con un especialista.

El segundo paso será darse cuenta qué hay de diferente en tu vida

.
Desde problemas económicos, laborales o familiares que causen estrés, un cambio en la dieta, el proceso de una enfermedad, alguna nueva medicación hasta un desajuste hormonal.  En todo caso, debemos acudir a un médico especialista que pueda descartar cualquiera de estas causas. Por otro lado, está el factor genético, en ese caso debes ver tus antecedentes familiares en lo que respecta a la calvicie.

Fíjate en Las zonas en las que se pierde el cabello, pueden ser una pista…

Cuando se pierde el cabello en la zona de la coronilla o las entradas sobre la frente, tal vez se trate de un problema hereditario. Por lo general, la pérdida del cabello en estas zonas es un patrón de alopecia genética. Observar si se trata de una zona en específico es fundamental para determinar las razones de la dolencia. Cuando se pierde el cabello en ciertas zonas, dejan huecos o pequeños calvos, las razones pueden ser del tipo médico. Hongos, estrés o reacciones alérgicas, por ejemplo.

3.Valora tu alimentación…

¿Has iniciado alguna dieta? ¿Has realizado algún cambio importante en tu alimentación? Hay casos de dietas muy estrictas en las que se origina una carencia de proteínas o ácidos grasos en el organismo. Lo que origina una descompensación a nivel celular y por ende propician la caída del cabello. Ten en cuenta que, la mala alimentación es la causa de múltiples enfermedades.

¿Cómo cuidas tu cabello?

¿Estás utilizando algún producto nuevo? ¿Has sometido tu cabello recientemente a algún proceso químico diferente? Puede que estés experimentando una reacción alérgica a algún ingrediente de tu champú, crema para peinar o loción capilar. También, si últimamente te has sometido a una coloración o tinte, ésta puede ser la causa de la situación.  Intenta cambiar de champú o productos para el cuidado del cabello. Agrega nutrientes y vitaminas especializadas para esta zona del cuerpo. Tal vez la situación cambia. Además, descansa del secador, la pinza o la coloración. Puede que tus herramientas para el estilo de tu cabello sean la causa del daño al mismo.

¿Tiene que ver con mis valores?

Si eres de las mujeres que tienen menstruaciones de flujo abundante o de los hombres que presentan bajo los niveles de hierro. Entonces, puede que se trate de la falta de hierro en el organismo. situación que puede favorecer la pérdida del cabello. Fíjate bien e intenta compensar con una dieta rica en hierro, introduciendo alimentos como las espinacas o las lentejas.

Recuerda que, si estás notando que tu cabello se cae más de lo normal y cada día sientes que posees menos cabello. Lo mejor, entonces, es acudir a un especialista que pueda darte un diagnóstico especializado. La automedicación jamás es recomendable.

X

Suscríbete a nuestra newsletter

Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies Aceptar