Obesidad / 2018-01-15

El uso de la faja de liposucción postoperatoria

El uso de la faja después de la liposucción

Las razones del por qué es necesario fajarse…

Muchas personas que se han sometido a un tratamiento de liposucción no saben la importancia del uso de la faja. El uso de esta faja acelera el proceso de recuperación del cuerpo luego de la operación. En este artículo te explicaremos los por qué y la forma de utilizarla.

¿Cuáles son los beneficios de usar la faja de liposucción?

Las prendas de compresión son un elemento esencial en muchas cirugías, especialmente las relacionadas con la estética. Una de esas prendas de compresión es la faja de liposucción.  Esta faja, permite que el cuerpo se recupere más rápidamente después de la liposucción. Este tipo de herramientas ayuda a disminuir el malestar postoperatorio. Otros beneficios que trae el uso de estas fajas son: La faja hace que los vendajes y apósitos quirúrgicos se mantengan en su lugar. Esto permite que las incisiones hechas por la operación estén protegidas y limpias en las primeras etapas de la cicatrización. Lo cual, reduce el riesgo de infecciones.

Por otro lado, la compresión de los tejidos por la faja de liposucción minimiza su movimiento. Esto, le brinda mayor comodidad al paciente mientras se muevan. La faja ayuda a reducir hematomas e hinchazón. La compresión de la faja mejora la circulación de la sangre y reduce la retención de líquidos. Por lo tanto, se reduce el riesgo de complicaciones, sobre todo en cirugías de entorno corporal.

Recordemos que, la faja de liposucción reduce la aparición de líquido alrededor de la zona operada. Dichos líquidos, pueden ocasionar hematomas, seromas o linfedemas. En otras palabras, la faja de liposucción ayuda al paso correcto de los líquidos. Además, se disminuye el riesgo de padecer irregularidades en la superficie de la piel. Tales como ondulaciones y protuberancias. La faja ejerce una presión uniforme sobre el área de la piel quirúrgicamente tratada. De esta manera, mejora la adherencia de la piel y su posterior curación. Por último, la faja de liposucción permite el control de la contracción de la piel.  Este aspecto es muy beneficioso. Puesto que, evita que la piel quede floja luego de haber extraído grasa debajo de ella.

¿Cuánto tiempo debo usar la faja de liposucción?

El tiempo de duración en el uso de una faja de liposucción depende, en gran medida, del proceso de recuperación del paciente. Sobre todo, de las instrucciones del cirujano plástico. La faja se usa por lo menos durante 1 mes, luego de realizada la liposucción. A partir de ese momento es recomendable usar una faja más pequeña. Todo esto, con el fin de moldear la figura. Es importante recordar que, el paciente debe llevar esa faja inmediatamente después de haber concluido cirugía de liposucción.

Durante las primeras semanas, luego de la liposucción deberás llevar puesta la faja las 24 horas del día. Sólo te la puedes quitar durante los momentos de aseo personal o en las consultas con tu doctor. El uso de la faja irá disminuyendo paulatinamente, hasta sólo tenerla que llevar unas pocas horas al día. La recuperación dependerá de las características de tu piel. Generalmente, deberás llevar la faja continuamente durante par de meses.

¿Qué tipo de faja debo usar?

Busca fajas que no dañen tu piel. En el mercado hay una variedad exclusiva para tratamientos postoperatorios. Es importante tener en cuenta que, una faja de liposucción es distinta a una faja normal. La faja está hecha con tecnología y materiales especializados para ello. Esto permite una mejor compresión en las áreas donde fue operado el paciente. Además de brindarle mayor comodidad.

Se recomienda, entones, no sustituir la faja de liposucción por otro tipo de fajas (deportivas o reductivas). Los otros tipos de fajas no son recomendables ya que suelen ser más elásticas y menos firmes que las fajas de liposucción. Esto evita la compresión necesaria que requiere el cuerpo para acelerar su recuperación. Conviene seguir en este caso las indicaciones del cirujano plástico a la hora de adquirir una faja adecuada para liposucción.

Los beneficios de la Faja de liposucción

¿Puedo quitarme la faja durante la noche para dormir?

Durante el primer mes de postoperatorio No. Es incorrecto quitarte la faja de liposucción, de hecho, no debes hacerlo ni siquiera para dormir. Sólo te la puedes quitar en los momentos de aseo personal o en la consulta con el especialista. Después del primer mes del post operatorio podrás quitarla. Siempre y cuando tu medico lo indique. A partir de ese momento, puedes dormir sin la faja durante la noche.

Ten paciencia…

Sabemos que el uso de la faja a la larga se torna fastidioso. Sin embargo, es útil para tu salud. Te recomendamos tener paciencia y seguir las indicaciones de tu médico. De esta manera, los resultados de tu liposucción serán óptimos y no sufrirás problemas o percances. Recuerda, sólo usar fajas destinadas para procesos de liposucción. Otros tipos de fajas no darán los resultados deseados y podrán hacerte daño. Por eso, es importante que el paciente tome cuidado de su salud. Sobre todo, en las etapas postoperatorias para que el resultado estético sea óptimo.

X

Suscríbete a nuestra newsletter

Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies Aceptar