Medicina estética / 2021-03-09

Relleno con ácido hialurónico

Relleno con ácido hialurónico para las ojeras ¡Todo lo que necesitas saber!

Como hemos mencionado en entregas anteriores, las ojeras son un dolor de cabeza para muchos, mujeres y hombres, en general.  Éstas, son el resultado de diversos factores entre los que destaca el envejecimiento natural. No obstante, también sabemos que, en la actualidad existe un amplio abanico de posibilidades a la hora de rejuvenecer la mirada. El relleno de ácido hialurónico, por tal, es uno de los tratamientos más populares y utilizados para mejorar la apariencia de las ojeras. Para cerrar la trilogía de la semana, en la que hemos abordado diversos aspectos sobre este tema, en las siguientes líneas, podrás encontrar toda la información que necesitas saber acerca de los rellenos y tratamientos para las ojeras. ¡Sigue leyendo y no pierdas detalle!

Aspectos previos al tratamiento…

Antes de someterse a cualquier tipo de tratamiento es fundamental asistir a una consulta diagnóstica, en la cual el especialista se encargue de realizar la revisión indicada y las analíticas que sean necesarias. Por ejemplo, saber qué medicamentos toma el paciente recurrentemente le permitirán al especialista evitar complicaciones posteriores, tal es el caso de las hemorragias. Las cuales, por lo general, se suscitan cuando el paciente ha sido sometido a tratamientos crónicos con anticoagulantes orales o antiinflamatorios no esteroideos. Sabiendo esto, se pueden tomar cualquier clase de medidas preventivas. De igual forma, es necesario revisar la dieta del paciente y el uso de suplementos. En muchos casos, hay que diminuir la ingesta de ciertos alimentos con el fin de evitar hemorragias, hematomas, entre otras complicaciones post – operatorias.

Tratamiento de relleno con ácido hialurónico: ¿De qué se trata? 

El tratamiento con ácido hialurónico para el relleno de ojeras, se trata de un compendio de múltiples factores. Los cuales, deben ser tomados en cuenta si se desean obtener resultados exitosos. Veamos:

Si ya has tomado la decisión…

Cuando ya se ha tomado la decisión de someterse al tratamiento como tal, lo más importante es cerciorarse de que el profesional que realizará el procedimiento este homologado y avalado para su aplicación. Además, seleccionar el producto de relleno apropiado y que se localicen los puntos a  rellenar en la zona, son otros aspectos de gran relevancia para lograr obtener los resultados deseados. Las características del área a tratar y su complejidad vascular, determinarán la técnica que usará el especialista. Es importante, también, tomar en cuenta factores como el tipo de ojera que se posee y la situación previa del paciente. El análisis de todo lo anterior, ayudará a que el tratamiento y su aplicación sean los indicados.

A la hora de elegir el relleno, es importante que preguntes al especialista sobre las propiedades que se derivan de los niveles de reticulación del ácido hialurónico. Ya que, un alto nivel de reticulación se asocia a mayor durabilidad del relleno en el organismo. No obstante, en la actualidad sólo existe un producto formulado específicamente para el contorno de ojos. Por tal, es ideal para el tratamiento de las ojeras. Se trata de Teoxane. Su fórmula combina una mezcla perfecta de ácido hialurónico reticulado y no reticulado. Lo que genera un perfil ideal para el relleno del área, evitando, a su vez, la retención de líquido y, por ende, la inflamación.

El relleno con ácido hialurónico para las ojeras es un tratamiento ideal para mejorar el aspecto cansado de ésta zona del rostro. Recordemos que, un rostro cansado se ve más envejecido

El relleno con ácido hialurónico para las ojeras es un tratamiento ideal para mejorar el aspecto cansado de ésta zona del rostro. Recordemos que, unos ojos de aspecto cansado hacen ver a la persona envejecida y triste.

El proceso de aplicación…

Aunque, esta parte del procedimiento le concierne únicamente al médico; es importante que sepas de qué se trata… El primer paso es determinar con precisión el punto de entrada para cada ojo. De acuerdo al punto de entrada se determinará la técnica de inyección a usar. El procedimiento puede realizarse con aguja o cánula. En ambos casos, los resultados son satisfactorios. El uso de una u otra herramienta va a depender del caso específico del paciente. De cualquier manera, la introducción del líquido deberá ser lenta para evitar traumatismos. 

Recomendaciones para el especialista: 

  • La introducción del relleno ha de ser profunda. Es de gran importancia que no quede superficial para evitar efectos adversos que se derivan de la comprensión de los linfáticos.
  • La inserción del relleno deberá ser muy lenta. De esta manera, se evita introducir mayor cantidad de la necesaria, además que esta acción permite que el AH se adapte a la forma de la zona y al surco que está rellenando.
  • Evitar todo tipo de movimiento innecesario de la cánula o aguja. De esta manera, se disminuyen los traumatismos en los tejidos y, sobre todo, en los delicados vasos linfáticos.
  • Es importante tener en cuenta que, por sesión no debe excederse la introducción de máximo 0,5 ml. De ser necesaria mayor cantidad, se recomienda introducirla en otras sesiones posteriores y con un descanso de al menos 30 días.

Cuidados post – operatorios: 

  • Se recomienda utilizar una crema con vitamina K para evitar los hematomas o minimizarlos.
  • Es necesario evitar el calor en la zona y el uso de prendas o accesorios que ejerzan presión durante un tiempo.
  • Los primeros días se debe evitar el ejercicio intenso y las actividades deportivas.
  • El paciente deberá ir a una consulta de control pasado los 15 días. Si es necesario repetir el tratamiento, se deberá dar descanso a la zona por al menos 30 días.
  • Después de 6 meses se recomienda asistir al especialista.

Recuerda…

Los resultados alcanzados después del tratamiento dependen de los cuidados post – operatorios aplicados. En conjunto con hábitos saludables, tal es el caso de una buena alimentación, no fumar, evitar la ingesta de alcohol, tomar abundante agua y hacer ejercicio regularmente. Es importante tener en cuenta que, el ácido hialurónico es reabsorbido por el organismo después de un tiempo. Por lo tanto, el relleno con ácido hialurónico para las ojeras no es un tratamiento perenne, es decir, no dura para siempre.

X

Suscríbete a nuestra newsletter

Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies Aceptar