Rinoplastia / 2018-06-06

por-que-hay-pacientes-insatisfechos-en-la-rinoplastia

¿Por qué hay pacientes insatisfechos en la rinoplastia?

Los resultados de la rinoplastia no siempre son los deseados

Son muchas las razones que mueven a una persona a realizarse una rinoplastia. Cada vez son más los que consideran la opción de realizarse una cirugía de nariz. Ya sea porque desean mejorar el tamaño general de la misma, eliminar cualquier clase de bulto, estrechar la nariz o en su defecto mejorar su función. Esto último, con el fin de respirar mejor. Cualquiera sea el motivo, el objetivo que tiene presente un buen cirujano es darle la mejor nariz al paciente. Minimizando, a su vez, todo tipo de complicaciones. Sin embargo, ese no siempre es el caso. Ya que, se pueden obtener resultados bastantes caóticos que conducen a una fuerte insatisfacción por parte del cliente. En este artículo, te daremos a conocer los principales errores que se cometen en una rinoplastia. Ameritando, incluso, segundas operaciones. ¡No te lo pierdas!

¿A qué se deben los resultados fallidos en la rinoplastia y cuáles son los errores más comunes?

Son múltiples las causas que determinan el fracaso de una rinoplastia. Desde la mala praxis médica, pasando por la falta de cuidados postoperatorios, hasta las complicaciones que puedan surgir luego de la operación. A continuación, te presentamos algunas de las causas y errores que producen la insatisfacción de un paciente en este tipo de de procedimientos…

1.-Falta de comunicación entre el cirujano y el paciente…

En líneas generales, la falta de comunicación ocurre cuando se conversa sobre los objetivos del paciente y la visión que se tiene sobre lo que se espera obtener de su nueva nariz. Es muy común que los pacientes presenten objetivos poco realistas del resultado. Es por ello que, muchas veces son fácilmente desilusionados. El deber del cirujano es ayudar al paciente a visualizar mejor sus expectativas. Para ello, hará uso de fotografías de pacientes anteriores y de los resultados reales obtenidos. A pesar que puede ser un recurso engañoso, permite que el paciente se haga una idea veraz de un resultado real. Sin embargo, se desconoce como el paciente podrá curarse luego de la intervención quirúrgica y cuáles serán los resultados definitivos.

Son muchas las clínicas que se aseguran de cubrir todos los aspectos relacionados al procedimiento de la rinoplastia. Es por ello que, es de vital importancia que tanto el cirujano como el paciente puedan entenderse totalmente. Si bien el proceso de recuperación depende del cuerpo de cada persona, nunca está de más seguir ciertas recomendaciones dictadas por el cirujano. De esta manera, se podrán obtener los mejores resultados que estén a la altura de las expectativas iniciales.

2.- Ir en contra de las recomendaciones del cirujano…

Luego de completar el procedimiento, el paciente puede volverse impaciente. Esto, gracias a que se desea completar el proceso de curación. El proceso completo de recuperación de la rinoplastia fácilmente puede tomar hasta dos años. Hay varios pasos que los pacientes deben seguir luego de la cirugía. Lo cual, puede provocar impaciencia y frustración, pero sin dejar de ser importantes. Hay pacientes que dudan en la necesidad del uso de tapones y tablillas nasales. Sin embargo, es fundamental que no se retiren de forma prematura. La tablilla es esencial. Puesto que, ayuda a la nariz a permanecer recta y en su lugar mientras sana. Por su parte, el tapón minimiza exponencialmente el sangrado. El paciente por obvias razones no va a querer que su nariz sane con desviación, pues eso estaría completamente alejado del resultado previsto.

La consulta y la recuperación en la rinoplastia son dos elementos importantes para lograr la nueva apariencia. Las consultas tienen como intención preparar al paciente para lo que vendrá. Además de lo que se espera en la recuperación de la nariz. Un cirujano eficiente, estará monitoreando cada paso de la recuperación e incentivando al paciente. Con el fin de que ponga de su parte. Si el paciente nota complicaciones e insatisfacciones, luego del procedimiento de rinoplastia. Entonces, tiene que conversarlo inmediatamente con el cirujano. En relación a las preocupaciones presentes, éste puede asesorar para así obtener una solución inmediata.

A medida que se avanza en el proceso de recuperación de la rinoplastia, algunas personas empezarán a sentirse mejor. Incluso, mucho antes de lo que esperaban. Lo cual, puede dar la impresión de que no se necesita ser tan estricto al seguir las órdenes de recuperación. Sin embargo, eso es un grave error. Puesto que, el cirujano sabe lo que hace y cuestionarlo sólo dificultará el camino de recuperación.

3.- No cuidarse el rostro…

Durante la recuperación de la rinoplastia es muy importante cuidarse bien el rostro. El paciente debe asegurarse de limpiarlo suavemente por toda la región frontal y lateral. Siempre siguiendo las recomendaciones del cirujano. El paciente tiene que ser cuidadoso con su rutina y evitar cualquier actividad que ponga en riesgo la nariz. Puesto que, la misma pueda ser golpeada y con ello dañarla.

La rinoplastia no es parte de la rutina diaria de la persona. Es por ello que, el cuidado extra es más que necesario. Hay que tener mucha precaución al lavarse el rostro. Además de usar protector solar cuando se vaya a movilizar fuera de interiores.

La mala praxis médica en la rinoplastia es uno de los principales motivos de descontento en pacientes…

Se entiende por negligencia, error o deficiencia en la intervención de rinoplastia a un resultado insatisfactorio. Esto, en relación a lo contratado por el paciente antes de la operación. Debido a que es un objetivo estético los resultados muchas veces no son los esperados. Por lo tanto, es necesario buscara manos expertas y acreditadas. El médico o cirujano a cargo se debe comprometer en la obtención del objetivo fijado. Por lo que, no debe existir negligencia, error o impericia de su parte. En caso de que no se obtenga un resultado lo suficientemente satisfactorio el cliente puede apelar por una indemnización del servicio o una segunda operación correctiva.

El paciente tiene que buscar referencias cuando vaya a contratar los servicios de un cirujano. Además de informarse sobre el mismo en base a su experiencia y logros. Sobre todo, en función a trabajos anteriormente realizados. Los errores en la rinoplastia se pueden dividir en varias categorías. Las cuales, van desde las perioperatorias . Tal es el caso de sangrado, trauma e infecciones. Las anatómicas que pueden ser: desviación o malformaciones en la nariz. Hasta las funcionales, como es el caso de dificultad al respirar. Por último y no menos importantes los daños psicológicos. Los cuales, pueden ser motivo de problemas emocionales y de autoestima.

X

Suscríbete a nuestra newsletter

Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies Aceptar