banda gástrica

Banda gástrica

La banda gástrica, un método que te ayudará a comer sólo lo necesario

Financiar

Detalles del
tratamiento

La banda gástrica ajustable es uno de los métodos más utilizados hasta la fecha en todo el mundo para el control de la obesidad gracias a una reducción de estómago. Consiste en colocar una anilla de silicona en la parte alta del estómago por vía laparoscópica y sin necesidad de cortar ningún órgano, lo que la convierten en una intervención segura y reversible.

Si logras tus objetivos se podrá retirar la banda gástrica y recuperar la anatomía normal. No obstante, es necesario que seas constante durante el proceso y te comprometas a mantener una alimentación sana, libre de picoteos y dulces, así como a realizar ejercicio. Dos claves para conseguir que la banda gástrica funcione.

La banda gástrica funciona como un reloj de arena. Se crea primero una pequeña bolsa que es la que recibe los alimentos que luego irán pasando poco a poco al estómago donde se digieren. La finalidad es que el paciente tenga sensación de saciedad con mucha menos comida.

La banda gástrica, o anillo gástrico, puede ser ajustable para regular el tamaño de abertura entre la bolsa pequeña y la grande del estómago.

Nuestro equipo médico especializado en obesidad te ayudará a conseguir tu objetivo con la implantación de la banda gástrica, la elaboración de una dieta personalizada y, si es necesario, acompañamiento psicológico en todo momento.

  • Candidatos ideales para una banda gástrica

    El cirujano bariátrico será el encargado de decidir si la implantación de la banda gástrica es el mejor tipo de tratamiento para la pérdida de peso en cada paciente.

    En líneas generales la banda gástrica ajustable puede funcionar en:

    • Hombres y mujeres con obesidad mórbida (IMC mayor de 40) y obesidad severa (IMC de entre 35 y 40).
    • Hombres y mujeres que sufren enfermedades relacionadas con la obesidad como hipertensión, diabetes o colesterol alto.
    • Hombres y mujeres con un IMC inferior pero que deseen perder peso y para los que nuestro cirujano recomiende este tipo de tratamiento.
    • Adolescentes mayores de 18 años con obesidad que no sean candidatos a ningún otro tipo de procedimiento.
    • Aquellos que se comprometan a mantener los nuevos hábitos alimenticios recomendados por nuestro equipo de nutricionistas y a permanecer evaluados durante todo el proceso.
  • ¿En qué consiste la implantación de la banda gástrica?

    Se trata de una técnica restrictiva que funciona al limitar la cantidad de ingesta de alimentos que puede ser elegida por ser muy poco invasiva, a diferencia de la cirugía abdominal abierta.

    La intervención de implantación de banda gástrica consiste en colocar una banda o anillo de silicona que ‘abraza’ al estómago dividiéndolo en dos:

    • Una cavidad superior que recibe los alimentos en una primera fase y que provoca una sensación de saciedad anticipada.
    • Una cavidad inferior más grande y que ingiere los alimentos normalmente.

    Posteriormente, el cirujano colocará una válvula debajo de la piel, sobre los músculos del abdomen, que permitirá realizar ajustes de la banda gástrica según las necesidades y evolución del paciente. Esta fase se realiza de forma ambulatoria mediante la inyección de solución fisiológica a través de dicha válvula, lo que permite la mayor o menor entrada de alimento.

    El procedimiento, que se realiza con anestesia general en un hospital, tiene una duración de entre 45 minutos y 2 horas. Al realizarse por vía laparoscópica la implantación de la banda gástrica permite al paciente recuperarse pocas horas después de la intervención. El postoperatorio resulta poco molesto.

    Seguir las recomendaciones del especialista supone evitar las posibles complicaciones. Los vómitos o el deslizamiento de la banda son algunos de los posibles efectos que pueden presentarse.

  • Ventajas de la banda gástrica

    La colocación de la banda gástrica es una técnica segura gracias a las bandas de última generación que utilizamos en Clínicas BE.

    Una de las grandes ventajas que ofrece es que se trata de un método que puede ser permanente (a diferencia del balón gástrico), aunque si el cirujano lo ve conveniente es posible retirarse una vez se haya cumplido el objetivo y el paciente haya demostrado que ha adquirido nuevos hábitos alimenticios que no le llevarán a ganar peso.

    Otro de los beneficios de la banda gástrica es que se trata de una técnica que puede utilizarse cuando otros tratamientos no han funcionado.

    Si quieres perder peso tras mucho tiempo de intentos fallidos, no dudes en consultar a nuestro equipo especializado en procedimientos contra la obesidad.

Banda gástrica en Granada

Este tipo de operaciones son comunes y con una tasa de éxito elevadísima, pero hay que confiar en profesionales experimentados y atentos a las nuevas versiones de estos instrumentos. Si te gustaría saber más sobre la aplicación de la banda...

Saber más

Banda gástrica en Málaga

El diagnóstico, la operación, y sobre todo el seguimiento de una banda gástrica para un tratamiento de obesidad que así lo precise sólo puede hacerse con un éxito garantizado si se cuenta con los profesionales y las instalaciones adecuados. En...

Saber más

Finaciamos todos nuestros tratamientos

Consultar
X

Suscríbete a nuestra newsletter

Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies Aceptar