Sin categorizar / 2018-11-22

las-verdades-y-mitos-del-botox

Las verdades y mitos del botox

El bótox desde hace años se ha convertido en un tratamiento muy popular. Ha sido usado por todo tipo de personas. Desde los artistas de cine y televisión hasta las mujeres y hombres comunes. Son muchos los beneficios que se plantean con el uso y aplicación de este tratamiento. De igual forma, las polémicas que han surgido a su alrededor han sido innumerables. Por ello, el día de hoy hemos traído para ti un artículo donde podrás conocer la verdad y los mitos del bótox. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es el bótox?

El bótox es el nombre de una sustancia. La cual, se elabora a partir de una toxina producida por la bacteria Clostridium botulinum. Cuando la toxina butolimica, entra en el cuerpo en cantidades muy elevadas puede producir una intoxicación alimenticia. Este proceso, recibe como nombre botulismo. De hecho, puede poner en riesgo la vida de la persona y provocar una parálisis entre otros efectos del bótox. De esta forma, los mitos del bótox surgen día a día.  Puesto que, siempre está la interrogante ¿Por qué un producto tan peligroso es usado para hacer tratamientos de belleza? Así como, otras aplicaciones relacionadas con la salud.

Sin embargo, los médicos han descubierto que cuando se usan pequeñas cantidades de esta toxina, puede tener efectos positivos para la salud y la estética. Ya que, ayudan a bloquear las señales nerviosas que hacen que los músculos se contraigan. Y por eso, no sólo previene las arrugas en el rostro. También, es usado como un tratamiento para el envejecimiento y como un alivio para las migrañas y las cefaleas espinales. Además, su uso es positivo para problemas como la sudoración excesiva, reduce el parpadeo incontrolable y uno que otro tic facial.

¿Sólo se utiliza en medicina estética?

La respuesta es no. El bótox es usado en otras áreas de la salud. Por ejemplo, se usa para corregir el estrabismo. Y, para tratar otros tipos de problemas musculares especialmente en la espalda. Sin dejar a un lado que es usado para prevenir el envejecimiento. Puesto que, es aplicado  como tratamiento rejuvenecedor. Por estas y muchas otras razones los mitos del bótox se desmienten.

¿Sólo se utiliza en tratamientos de envejecimiento?

No, sus usos son amplios. Las pequeñas dosis de Bótox se usan para debilitar y paralizar músculos. O, bloquear nervios. Cuando se aplica a una parte específica del rostro, el músculo de forma automática deja de recibir las señales nerviosas. Por lo tanto, al debilitarse ya no le permite estar sujeto a una contracción. Es por ello que, los músculos del rostro se relajan y hacen que las líneas de expresión se suavicen. Una vez aplicado el bótox, hay que esperar alrededor de una semana para empezar a ver los resultados. Después de todo, su uso de forma regulada puede desmentir cualquier mito del bótox que sea negativo.

Sin embargo, sus usos no quedan únicamente definidos por los tratamientos de belleza y anti envejecimiento. Sin lugar a duda, disminuye los síntomas de envejecimiento. Pero, sus otras aplicaciones ayudan a mejorar la calidad de vida de aquellas personas que tienen problemas oculares, tics nerviosos y sudoración excesiva.

Algunos de los usos del bótox más comunes son…

  • Tratamiento de la sudoración excesiva o hiperhidrosis:

La toxina botulínica es un tratamiento eficaz para controlar la hiperhidrosis. Al menos, en su forma primaria. El objetivo que presenta este tratamiento es reducir el exceso de sudoración en zonas localizadas del cuerpo. Como bien pueden ser las axilas o las palmas de las manos. Es un tratamiento de elección para poder resolver la ya denominada hiperhidrosis compensatoria. La cual, puede ser un verdadero problema para quien la padece. De allí que, una vez más los mitos del bótox son desmentidos.

Entre los mitos del bótox encontramos que, su uso es exclusivo para los tratamientos de belleza. Esto, no es verdad. El bótox es altamente recomendado para la hiperhidrosis. Consiste en la administración subcutánea en la zona a tratar. La sustancia termina bloqueando la conducción nerviosa, reduciendo temporalmente la actividad de los músculos y de las glándulas sudoríparas. El procedimiento se realiza habitualmente  con anestesia local, por refrigeración de la zona o anestesia tópica. Se observa una disminución de la cantidad de sudor en la zona tratada. Esto,  de una manera progresiva entre 1 o 2 semanas.

  • Reducción de la incontinencia urinaria:

Los mitos sobre el bótox, pueden hacernos creer que sus usos son limitados. Sin embargo, la inyección de bótox intravesical sirve para el bloqueo de la placa motora. La cual, genera la contracción del detrusor o músculo de la vejiga. Así, se evita la actividad desinhibida y se controla finalmente las pérdidas involuntarias de orina. El procedimiento es mínimamente invasivo y se realiza bajo sedación anestésica. Por lo que, no es doloroso. Contrario a como lo dictan algunos mitos del bótox, donde se asegura que las inyecciones con este tratamiento son dolorosas para el paciente.

  • Beneficios visibles en el caso de distonías focales:

El bótox en muy pequeñas cantidades se inyecta sobre los músculos afectados, proporcionando un alivio temporal de distonías focales. La toxina, tiene la capacidad de detener los espasmos musculares. Bloqueando la liberación del neurotransmisor excitatorio acetilcolina. El efecto puede durar por varios meses, antes de que sea necesario repetir las inyecciones. Otro beneficio que resulta visible y que desmienta los mitos del bótox.

  • Mejoras notables del estrabismo

La corrección del estrabismo o la desviación del ojo, puede ser tratada mediante gafas. Sin embargo, cuando se padece de estrabismo puede persistir a pesar de la graduación. Es por ello que, se necesita iniciar un tratamiento. Existen varias opciones, entra las que se pueden encontrar los prismas, los ejercicios musculares, el bótox y la cirugía. Una vez más los mitos del bótox quedan en el olvido.

A pesar de los mitos del bótox, a veces este es el tratamiento más indicado para los problemas oculares. Ignorando por completo la alternativa de la cirugía clásica. La cual, precisa de anestesia general y hospitalización. Siendo más invasiva. Además, se corre el riesgo de que el músculo presente cicatrices  y en la conjuntiva se dificulten posteriores tratamientos correctores. La inyección de bótox, tiene como finalidad la corrección total o parcial del estrabismo. Pudiendo evitarse en un 70% de los casos la cirugía. Su efecto es sumamente favorable.

La técnica consiste en inyectar el bótox. El cual, paraliza temporalmente el músculo o los músculos donde se introduce. De esta manera, la desviación disminuye o en el mejor de los casos puede desaparecer.

  • Tratamiento para la migraña

Ignorando los mitos del bótox que, se relacionan con sus tratamientos. Es verdad que, se desconoce los detalles específicos de cómo funciona el bótox. Sin embargo,  es muy cierto que evita los dolores de cabeza. Una de las teorías es que desactiva los receptores de dolor. Y, obstruye las señales de dolor que son enviadas al cerebro.

 Sin embargo, el dolor no desaparece de forma permanente. Es importante aclarar la verdad sobre los mitos del bótox. Los nervios inducirán nuevas fibras de dolor y la migraña reaparecerá. El efecto del Botox dura normalmente entre dos y tres meses. Debido a que, las inyecciones no pueden repetirse antes de este tiempo.

mitos-del-botox-sobre-sus-usos

En la mayoría de los casos los mitos del bótox, pueden asegurar el efecto nocivo de este tratamiento.

Mitos del bótox

Como hemos mencionado anteriormente, son muchas las cosas buenas y malas que se dicen sobre el uso de este tratamiento. Esto, ha suscitado el surgimiento de un sinfín de polémicas alrededor de la toxina. Lo cierto es que, aunque en la mayoría de los casos los mitos pueden asegurar el efecto nocivo. Otros, exageran los beneficios que puede otorgar. Es por ello que, a continuación te aclaramos lo que necesitas saber sobre dichos mitos…

¿El bótox rellena las arrugas?

Este es uno de los mitos del bótox que más interrogantes ha suscitado. El bótox es un modulador de la acción muscular. Es por ello que, no rellena. Simplemente, es capaz de frenar la progresión de las arrugas de forma dinámica. Sobre todo, aquellas que se encuentran en el entrecejo, la frente y alrededor de los ojos. Por lo tanto, se encarga de suavizar o relajar los músculos responsables de las líneas de expresión. No posee la cualidad de rellenar. Por tal, en los casos reales de éxito no se ha determinado este efecto.

¿Puedo aplicarme todas las sesiones que quiera?

Otro de los mitos del bótox bastante común es que éste puede usarse sin medida. La verdad es que no, esto no es para nada recomendado. No se pueden aplicar las sesiones que se desean. El bótox es tóxico. Y, a pesar que se aplica en los tratamientos en pequeñas cantidades siempre quedan remanentes. Es por ello que, después de cada ciclo de tratamiento se debe esperar de 2 a 3 meses. Esto, para que el cuerpo pueda desechar las toxinas de forma natural.

X

Suscríbete a nuestra newsletter

Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies Aceptar