Bótox / 2018-01-25

Todo sobre la toxina botulínica

¿Qué es la toxina botulínica o bótox? ¿La conoces?

Clínicas Be te cuenta todo sobre este fabuloso tratamiento

En lo que respecta a los últimos años de la medicina estética.  Un nuevo tratamiento ha emergido con fuerza. Sobre todo, en lo que respecta al área de la cirugía plástica. Se trata de la muy conocida toxina botulínica.

Muchas mujeres y hombres quieren tener el secreto de la eterna juventud. Por ello, son capaces de someterse a tratamientos de cualquier tipo. Incluso, a los más arriesgados. Sin embargo, éste no es el caso de la toxina botulínica. La cual, es inyectada debajo de la piel con la finalidad de eliminar las arrugas de la cara. A pesar de que, una de las cirugías más recurrentes es la del aumento de pechos en mujeres. Hay que destacar que, en los últimos tiempos las inyecciones de bótox ya parecen superarlas en popularidad.

¿Qué es la toxina botulínica?

La toxina bolutínica del tipo A es una proteína. La cual, es producida por una bacteria cuyo nombre científico es Clostridium botulinum. Dicha bactería, también segrega una toxina mortal para humanos. La misma, puede causar intoxicación alimentaria. A esta enfermedad se le llama bolutismo.

El uso de la toxina botulínica es recomendado en determinadas enfermedades. Entre las cuales, destaca blefaroespasmo y el estrabismo de los ojos. Su uso para ello se aprobó hace unos 15 años. Con el pasar del tiempo, se amplió la gama de enfermedades a tratar con esta tóxina. Tal es el caso de la distonía cervical. La cual, es una enfermedad de índole neurológica que induce a contracciones graves de los hombros y el cuello.

Aunque, actualmente, también parece ser la solución más factible para la hiperhidrosis palmar y axilar. Estudios médicos determinaron que, al aplicarse la toxina botulínica para el tratamiento de trastornos oculares, la sustancia eliminaba las líneas verticales de la piel del entrecejo. Siendo esas arrugas las que hacen parecer a la persona como alguien cansado, enfadado o insatisfecho. Desde ese momento, su uso fue extendido a la estética.

¿Cómo actúa esta sustancia?

La toxina botulínica se usa en la medicina. Puesto que, actúa para bloquear la liberación de una sustancia química producidas en las terminaciones nerviosas que recibe como nombre acetilcolina. La cual, es responsable de las contracciones musculares. Al bloquear de manera selectiva las contracciones musculares en las zonas deseadas, las líneas de la piel del entrecejo se suavizan. Entonces, al cabo de pocos días terminan por desaparecer.

Uso de la toxina botulínica en la cirugía plástica y la cosmetología…

Las inyecciones con la toxina botulínica es el procedimiento plástico con mayor crecimiento actualmente.  Sus usos actuales han sido aprobados desde hace un par de años por la Agencia Americana de Medicamentos y Alimentos. Su aplicación promueve una mejoría temporal en la apariencia de líneas de la piel del entrecejo. Cuya acentuación va desde lo moderado a intenso en personas con una edad comprendida entre los 18 a 65 años. Es considerado, además, como un tratamiento mínimamente invasivo.

Por otra parte, a pesar de que la inyección de la toxina botulínica ha sido el único uso aprobado como seguro. Actualmente, es usada por numerosos médicos, cirujanos y centros clínicos para lo que son los tratamientos de las arrugas faciales. Sin embargo, los usuarios de esta técnica deben ser previamente advertidos. Puesto que, no resulta del todo seguro la aplicación de estas inyecciones en otras zonas de la cara, además del entrecejo.

¿Cuándo no es recomendable la inyección de la toxina botulínica?

La inyección de la toxina botulínica está contraindicada cuando se hace presente una infección dérmica. Sobre todo, en la región en la que se aplicará el tratamiento. De igual forma, en individuos hipersensibles a la exposición del bótox.

Los laboratorios que comercializan la toxina botulínica, deben informar a sus compradores sobre la elevada probabilidad de aparición de efectos secundarios. Siempre y cuando, se llegue a padecer de enfermedades neurológicas de cuidado. Tal es el caso de la esclerosis, la miastenia gravis, entre otros.

Efectos secundarios más comunes…

Entre los efectos secundarios más comunes por la inyección de la toxina botulínica son el dolor de cabeza, enrojecimiento y ardor en la cara. Además de infecciones respiratorias, el síndrome gripal, la caída temporal del párpado. Por otro lado, puede hacerse presente una acentuada debilidad muscular y persistente sensación de náuseas. Ha habido casos descritos sobre efectos adversos mucho más graves por no decir mortales. Tal es el caso de la neumonía, trastornos de la deglución y trastornos cardiovasculares. También, las arritmias e infarto del miocardio, cuadro de convulsiones, parálisis facial, entre otros.

Otro efecto secundario sobre la aplicación de la toxina botulínica hace referencia al factor psicológico. Claro está, cuando se trata de un uso inadecuado. Hay que tener en cuenta que, la administración de cantidades masivas de la sustancia manejada en función de la falsa idea de obtener mejores resultados puede ser altamente perjudicial. Por otro lado, la administración de la toxina en lugares no calificados para ello. Tal es el caso de gimnasios u hoteles, puede ser riesgoso. De acuerdo en el consejo médico, lo recomendable es que la frecuencia de inyección del bótox sea cada 3 meses.

Aspectos que considerar antes de la inyección de la toxina botulínica…

Si se está interesado en someterse a este tipo de tratamiento con la aplicación de la toxina botulínica, es necesario considerar las siguientes precauciones:

Primero, asegurarse que la persona que vaya a administrar la toxina botulínica sea un especialista calificado. De esta manera, se evita todo tipo de inconvenientes durante el procedimiento de inyección.

Segundo, el especialista seleccionado para inyectar la toxina botulínica debe presentar experiencia en lo que respecta a la cirugía cosmética facial. De hecho, deberá ser un médico o especialista en el área.

Tercero, solicitar información que abarque todo lo relacionado a los beneficios y riesgos que conlleva las inyecciones de la toxina botulínica en la cara. Además, evitar a toda costa el consumo alcohol y permanecer siempre boca arriba durante las horas que el especialista invierta en la inyección de la toxina botulínica.

Por último, se debe elegir un centro clínico que garantice un procedimiento eficiente en la inyección de la toxina botulínica. Así como también, la indumentaria y herramientas necesarias para realizar el procedimiento.

X

Suscríbete a nuestra newsletter

Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies Aceptar