Alopecia / 2020-01-16

Dutasterida

La Dutasterida: ¿Realmente funciona contra la alopecia?

En el abordaje de la alopecia, existen una gran cantidad de tratamientos y tecnologías que están a la orden del día, los mismos que pueden mejorar, sin duda, la calidad del cabello y poder retrasar la caída del mismo. Sobre todo, cuando la alopecia se presenta en sus primeras fases. Una de estas soluciones es la Dutasterida, que es un medicamento perteneciente al grupo de los inhibidores de la 5-alfa reductasa. Valdría la pena preguntarse ¿Realmente funciona contra la alopecia? ¡Sigue leyendo y descúbrelo!

 

¿Qué es la Dutasterida?

La Dutasterida es un medicamento destinado para combatir la alopecia. Sin embargo, originalmente fue concebida para neutralizar los síntomas de la hiperplasia benigna de próstata. El mecanismo de acción de la Dutasterida es muy similar al presentado en la Finasterida. Ambos, tienen sus principios en la inhibición de la enzima 5-alfa reductasa, siendo esta la molécula responsable de la conversión de la testosterona en DHT o Dihidrotestosterona.

En los pacientes que sufren de alopecia androgenética, la DHT es un catalizador que acelera las fases de crecimiento del folículo piloso, Por lo que, hay una inducción de recambio precipitado, lo cual significa  que el cabello se va adelgazando y perdiendo el grosor hasta que se agota de forma prematura, en relación a su ciclo vital. Es por ello que, al alcanzar ese punto se hacen más que visibles los primeros indicios de calvicie. El uso de la Dutasterida, para la caída del pelo, se viene probando desde hace ya un tiempo y se han obtenido resultados favorables en muchos pacientes que la han utilizado.

Dustasterida y Finasterida ¿En qué se diferencian?

A pesar que ambos fármacos presentan un mecanismo bioquímico similar que se resume en el bloqueo de la enzima DHT, no podemos relacionarlos el uno con el otro, pues la verdad es que no son lo mismo. La Finasterida bloquea la enzima 5-alfa reductasa de tipo II, mientras que la Dutasterida actúa inhibiendo la de tipo II y tipo I de la DHT.

Se ha demostrado en ciertos estudios que, la Dutasterida tiene un gran potencial y se reconoce un éxito notable al ser empleado en dosis reducidas. Hay que acotar que, el tratamiento de la Dutasterida para la alopecia debe estar supervisado por un equipo de especialistas con experiencia.

Dustasterida y Mnoxidil ¿Son lo mismo?

El Dutasterida y el Minoxidil son tratamientos para combatir la alopecia y ambos difieren entre sí enormemente. Sobre todo,  en lo que corresponde a su efecto y a la manera en cómo deben ser  administrados. El Minoxidil es un vasodilatador, es decir,  puede incrementar el flujo sanguíneo hacia la piel, lo que termina estimulando la circulación capilar en la base del folículo piloso y fomentando la regeneración y crecimiento del cabello. Al haber un aumento en la irrigación sanguínea, la raíz del cabello está mejor nutrida, lo  cual acelera el crecimiento del mismo. Por otra parte, la Dutasterida como se ha mencionado con anterioridad, bloquea la enzima 5-alfa reductasa que transforma la testosterona en DHT y que acelera las fases del ciclo de vida del cabello.

Analizando la forma de administración, el Minoxidil se administra de forma tópica, pues generalmente se encuentra como una solución hidroalcohólica. Aunque, también hay casos donde su presentación es en espuma, ideal para aquellas personas que sufren de irritación con la fórmula habitual. La Dutasterida, por su parte,  se administra como una serie de microinyecciones. Por lo que, puede considerarse como un tratamiento de mesoterapia capilar. Cuando hay una alopecia crónica, ambos tratamientos pueden llegar a combinarse bajo una prescripción médica profesional. Esto, con la finalidad de asegurar resultados sobresalientes.

La Dutasterida se administra como una serie de microinyecciones. Por lo que, puede considerarse como un tratamiento de mesoterapia capilar.

Tratamiento de la Dutasterida en complemento con vitaminas

Son muchas las clínicas que combinan la Dutasterida con vitaminas capilares como un único tratamiento establecido, ya sea en mesoterapia o integrado a varias sesiones que van desde terapias orales hasta tópicas, según pueda proceder la mayor efectividad. La misma, tiene su fundamento en las microinyecciones, en las cuales se infiltran vitaminas capilares y Dutasterida directamente en el cuero cabelludo.

El tratamiento de mesoterapia con Dutasterida y Vitaminas, posee una larga vida media. Es decir,  se mantienen los efectos positivos en el transcurso de varias semanas, llegando, incluso, a los 3 meses. Gracias a que presenta efectos prolongados suele ser suficiente con aplicar el tratamiento entre 2 a 4 veces al año,  con esto puede lograrse un mejoramiento considerable en la densidad capilar.

El tratamiento de Dutasterida y vitaminas no requiere de cuidados previos ni posteriores por parte del paciente, tampoco deja marcas visibles. Por lo que, el paciente podrá reincorporarse a su actividad cotidiana de forma inmediata. Lo más habitual es no tener molestias posteriores, el cabello podrá lavarse cuando se desee y únicamente se restringirá la aplicación de Minoxidil o de otros tratamientos en formato tópico durante el día del procedimiento.

La Dutasterida y sus efectos secundarios…

A pesar de las altas concentraciones del antiandrógeno que puede infiltrarse, el paso del medicamento al torrente sanguíneo es bastante irrelevante. Además, no hay variación en los niveles de hormonas sexuales en la sangre. Todo esto, ayuda a establecer a este medicamento junto al injerto capilar como métodos seguros y eficaces. Los cuales, poseen un efecto de acción potente y duradera en cuanto a combatir la calvicie se refiere.
Saber más sobre injerto capilar

X

Suscríbete a nuestra newsletter

Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies Aceptar