Cirugía Estética / 2021-09-12

Corregir una sonrisa gingival con toxina botulínica

¿Cómo corregir una sonrisa gingival con toxina botulínica?

En primer lugar, debemos tener claro que una sonrisa gingival es cuando se sonríe y el labio, generalmente el superior,  descansa sobre las encías dejándolas totalmente al descubierto.  Si bien cada sonrisa es genuina y auténtica, podemos esforzarnos para que ésta luzca impecable. Es por ello que, cada día son más los que desean corregir una sonrisa gingival. En las siguientes líneas te contamos más acerca de ello…

¿Cómo se si tengo una sonrisa gingival?

La sonrisa ideal es aquella que nos parece atractiva. Sin embargo, en términos estéticos,  una sonrisa típica o “ideal”, expone apenas unos 2 milímetros de tejido de la encía superior. Mientras que,  una sonrisa “gingival” puede mostrar desde 3 milímetros o más de tejido de la encía superior.

Las personas con una sonrisa “gingival” pueden sentir que sus dientes son más pequeños de lo normal o que les sobra encía. En algunos casos, pueden llegar a sentirse cohibidos a la hora de sonreír. Recordemos que, la autoestima es un factor que puede verse afectado por razones diversas y el aspecto es una de las más comunes. Hoy en día, es posible corregir una sonrisa gingival,  mediante  el tratamiento con toxina botulínica.

¿Cuáles son las causas de tener una sonrisa gingival?

Algunas de las causas más comunes de una sonrisa gingival, pueden ser:

  • Tejido de las encías alargado o agrandado. A esto se reconoce como hipertrofia gingival y resulta en esta clase de sonrisa.
  • Crecimiento excesivo de la mandíbula superior, también conocido como exceso vertical del maxilar. En estos casos,  puede llegar a quedar expuesto más tejido de las encías que lo normal. Por lo general, se trata de una predisposición genética.
  • Labio superior corto o hiperactivo; el cual puede crear una apariencia de encías más grande de lo habitual.
  • El tamaño y la forma de los dientes es otro factor a considerar. Pues, estos elementos si no resultan en perfecta armonía pueden ocasionar  una sonrisa gingival. De esta manera, se terminará por exponer más tejido de las encías y los dientes parecerán ser más pequeños y estar ocultos.

Toxina botulínica para una sonrisa gingival: ¿Cómo funciona?

Corregir una sonrisa gingival puede tratarse de manera muy sencilla y eficaz con la toxina botulínica, y lo mejor de todo es que este tratamiento no es invasivo y se trata de un procedimiento realmente rápido. La toxina botulínica tipo A o Botox se inyecta para relajar los músculos del labio superior y limitar la elevación del mismo al sonreír. Por lo que, las encías siempre permanecerán cubiertas.

El Botox se suele inyectar en el área que se encuentra entre la nariz y el labio superior, los resultados son garantizados y naturales. Efectivamente, se logra reducir la apariencia de este tipo de sonrisas.

Los resultados pueden durar hasta unos 3 meses. No obstante, cuando se repite el procedimiento a lo largo del tiempo los intervalos de descanso serán más largos entre una sesión y otra. La persona podrá volver al trabajo sin problemas después del tratamiento y los resultados suelen ser casi inmediatos, pues el efecto completo se puede percibir a las dos semanas.

Al momento de inyectarse el Botox, se debe esperar entre 2 a 3 días para observar un cambio. La elevación del labio superior disminuirá gradualmente y el resultado final será visible dentro de los 14 días posteriores al tratamiento.

Corregir una sonrisa gingival

Corregir una sonrisa gingival en la actualidad es posible, gracias a la medicina estética y el uso de la toxina botulínica. La cual, resulta una gran aliada con resultados garantizados. 

¿Cuántas unidades de Botox se necesitan para corregir una sonrisa gingival?

Se necesitan una o dos unidades de Botox para lograr corregir una sonrisa gingival. El Botox se inyecta en el área que se encuentra entre el labio superior y la nariz. La idea es  congelar temporalmente los músculos que se contraen o se elevan cuando se sonríe. De esta manera, se logra sonreír sin mostrar las encías.

Beneficios de tratar una sonrisa gingival con Botox…

  • El uso del Botox causa menos molestias y necesita menor cuidado en comparación con una gingivectomía.
  • La recuperación es inmediata, tan pronto como se finaliza el procedimiento.
  • El Botox es más  rentable y económico si se compara con la cirugía y otras opciones de tratamiento.
  • Los resultados son verdaderamente naturales y rápidos.
  • Las inyecciones se pueden ajustar de acuerdo a los resultados que se requieran.

Recuerda…

Se puede usar el Botox de manera efectiva para levantar el labio superior. Bastan unas pocas inyecciones y se relaja el labio superior dejándolo más visible. Para ello es necesario realizar inyecciones de Botox por encima del labio superior en el músculo orbicular que rodea la boca. El Botox relaja temporalmente los músculos, elevando el labio para que éste luzca bien definido y voluminoso. Dicha relajación muscular, también reduce las líneas verticales alrededor de los labios. Los efectos son visibles tan sólo unos días después del tratamiento y el resultado completo se logrará en una semana, con una duración de tres a cuatro meses.

X

Suscríbete a nuestra newsletter

Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies Aceptar