Injerto Capilar / 2022-01-17

Body hair para trasplante capilar

La extinción de los calvos gracias al Body Hair

Es muy importante que, cuando un paciente decida tratarse la alopecia, ésta no se encuentre extendida ampliamente por toda la cabeza, pues pudiera ser demasiado tarde para realizarse un injerto capilar. Lo más importante es atacar la alopecia cuando aún exista cabello suficiente en la zona donante.  Es decir,  aquella de donde se extraen los cabellos a implantar y que necesita cierta densidad de cabello para que pueda funcionar el tratamiento. En los casos en que la zona donante ha menguado, puede optarse por cabello de otras zonas del cuerpo. Aunque, no es lo ideal es un método que también resulta altamente exitosos.  A este tipo de procedimiento se le conoce comúnmente como trasplante de pelo corporal o Body Hair Transplant (BHT).

El Body Hair: ¿De qué se trata?

El Body Hair es un procedimiento que se caracteriza porque las unidades foliculares empleadas en el injerto capilar proceden de diferentes zonas del cuerpo de los pacientes. De esta manera, la zona donante puede ser  la barba, el torso o la espalda, por ejemplo.

Es una técnica sumamente reciente y novedosa que ha surgido como respuesta a las crecientes necesidades de las personas al querer recuperar su cabello a como dé lugar. Y que, a lo largo del tiempo ha demostrado muy buenos resultados en los pacientes que la aplican. Recordemos que, no todas las personas poseen zonas donantes optimas en la cabeza, sin embrago es muy probable que la densidad de su cabello sea suficiente en otras partes del cuerpo.

¿Cómo saber si se puede llevar a cabo el Body Hair?

Para poder llevar a cabo el BHT, el equipo médico debe realizar una valoración previa al paciente y a  los resultados de los diferentes exámenes y analíticas a la que se somete la persona. Es la única forma de analizar la compatibilidad que pueda existir entre el vello del cuerpo y del cuero cabelludo de la persona.

Son múltiples las variables a estudiar y a considerar a la hora de saber si un paciente es apto o no para llevar a cabo el Body Hair. Y, entre ellas destacan: La densidad capilar, la amplitud de las posibles áreas donantes, el calibre y el número de vellos por unidad folicular del cuerpo, entre muchas otras.

Lo siguiente, por tal, es elegir de qué parte del cuerpo se deben extraer los folículos pilosos a implantar. Para ello, es necesario tener en cuenta que en función de la zona del cuerpo en la que nace el pelo; éste será diferente por genética. Por lo cual, su ciclo capilar y el calibre del vello podrá variar. Por ejemplo, el cabello de la cabeza tiene una densidad, flexibilidad, tamaño y orientación muy diferentes a los vellos de la espalda. De allí que, una de las principales labores del cirujano a la hora de realizar el Body Hair es identificar qué zona del cuerpo resulta idónea de acuerdo a las características que presente el vello en la misma. Mientras más semejante sea, entonces, mejor serán los resultados.

Opciones a la hora de querer realizarse un Body Hair:

La primera opción de extracción, a la hora de decantarse por la técnica del body Hair, es la barba. Puesto que, el vello del rostro es muy similar al que crece en la cabeza y presenta un ritmo de desarrollo bastante coincidente. Por ello, los resultados del injerto usando la barba como zona donante serán más naturales y estéticos. Además, la tasa de éxito del injerto capilar con esta opción  es mucho más alta que con el vello que se presenta en el resto del cuerpo.Además, las cicatrices que aparecen por la extracción de las unidades foliculares en la barba son totalmente despreciables, pues pasan desapercibidas.

Una segunda opción, bastante recurrente y confiable es el uso del tórax como zona donante. El pecho, al igual que la barba, posee características similares en cuanto a densidad, grosor y tipo de vello. Usualmente, estos cabellos se colocan en zonas del centro de la cabeza y en la coronilla. Se tratan de lugares cuyo fin es otorgar un aspecto más denso en la cabellera. De usarse unidades foliculares de la barba o el pecho, nunca deben injertarse en la línea frontal ni en las partes más visibles de la cabeza.

La implantación con la técnica FUE…

EL Body Hair es un método derivado y complementario a la técnica FUE para el injerto capilar. Y en todo caso, durante la intervención se extraen de forma metódica las unidades foliculares de la zona donante, bien puede ser la barba o el tórax. Posteriormente, se analizan, se clasifican y se mantienen en condiciones de hidratación y temperatura ideales para que no se pierdan las propiedades.

Luego, se injertan en la región que es más afectada por la alopecia. Esto, con la finalidad de favorecer la correcta extracción de estas unidades foliculares y evitar dañarlas. El paciente tiene que acudir a la consulta con una barba de al menos  72 horas sin rasurar antes de la cirugía.

Para prevenir el dolor, durante el injerto capilar con el pelo del cuerpo, se aplica anestesia local en las zonas donantes y receptoras. El cirujano puede seleccionar y extraer de forma precisa las unidades foliculares, controlando a la perfección la profundidad y el ángulo del micro corte. Es por ello que, las probabilidades de cicatrices son escasas.

Las unidades foliculares que provienen de la barba y el pecho, resultan ideales para restaurar la densidad de la zona media de la cabeza o coronilla.

Las unidades foliculares que provienen de la barba y el pecho, resultan ideales para restaurar la densidad de la zona media de la cabeza o coronilla.

Diferencias de un injerto capilar con unidades foliculares del cuero cabelludo Vs unidades foliculares de otras zonas del cuerpo

La principal diferencia se puede apreciar en los resultados.  Ya que, las características del vello corporal no son exactamente las mismas que las de cabello. Esto, acarrea a que haya mayores dificultades en la extracción y que la duración del procedimiento sea mayor. Además, las unidades foliculares suelen tener uno o escasamente dos unidades por lo que el producto de extracción es menor.

Se ha podido apreciar que el injerto capilar con vello del cuerpo genera mayor dolor a los pacientes. Tal vez, porque la superficie a anestesiar es mayor en la zona donante. Por lo cual, se pueden intensificar las molestias.

Post – operatorio del BHT

Durante el postoperatorio, se debe realizar, junto con el especialista, un seguimiento de los avances de los resultados y recuperación del paciente. Es muy importante que los pacientes protejan lo más que puedan la zona donante y la zona receptora.

Durante la recuperación de este tipo de tratamientos, se debe evitar la exposición al sol y a productos irritantes, como también los golpes o posibles lesiones en la zona. Todo cuidado que favorezca la cicatrización de la zona es bienvenido. Por lo cual, resulta necesario un reposo relativo los primeros días.

X

Suscríbete a nuestra newsletter

Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies Aceptar