Sin categorizar / 2018-11-22

blefaroplastia-sin-cirugia-con-plasmage

Blefaroplastia sin cirugía con plasmage

La blefaroplastia sin cirugía es un tratamiento innovador y totalmente seguro. Hoy en día, son muchas las personas que deciden hacer uso de el para mejorar su apariencia física. Especialmente, en lo que respecta al rostro y los ojos.  Es un procedimiento que hace uso de distintas técnicas para poder rejuvenecer la mirada. En las siguientes líneas, te contamos de qué se trata y cómo puedes mejorar tu aspecto por medio de este ¡No te lo pierdas!

¿En qué consiste una blefaroplastia sin cirugía?

Cirugía de la mirada o Blefaroplastia, ¿Sabes de qué se trata? El procedimiento es una cirugía estética. La cual, está especialmente diseñada para tratar problemas en la mirada de las personas. Entre los cuales, pueden destacar: parpados caídos, bolsas en los ojos, ojeras y  lifting de parpados. La  blefaroplastia sin cirugía, consta de lo siguiente:

-Primero: Se debe preparar la zona para mejorar la elasticidad e hidratación. Cuanto más nutrida se encuentre la piel. Entonces, mucho más rápido será el proceso de recuperación.

-Segundo: Se debe aplicar anestesia local en la zona. Ya sea en crema o inyectada.

-Tercero: Se debe generar el plasma. Como bien se sabe el plasma es muy popular hoy en día. Consiste en un tipo de gas ionizado. En el cual, los iones circulan en completa libertad. Esto hace que al estar en contacto con una superficie con diferente potencial electromagnético, tal es el caso de la piel. Se induzca a la desestructuración de los componentes  de la epidermis. En la blefaroplastia sin cirugía, hay que considerar también una bioestimulación de la dermis.

Duración del procedimiento…

La sesión de la blefaroplastia sin cirugía, dura aproximadamente una hora o una hora y media. Otra de las características de este tratamiento es que es totalmente seguro. Además, no produce ninguna clase de hematomas o cicatrices. Se trabaja únicamente en el área de la epidermis y no se traspasa nunca a la papila dérmica. Por lo que, las zonas adyacentes a la misma no sufren de ningún cambio o alteración.

El plasma debe estar patentado como plasma útil y seguro para uso médico. Es por ello que, siempre hay que buscar especialistas que estén provistos de las mejores herramientas y técnicas ofreciendo así los mejores resultados. La blefaroplastia precio, es un tema del cual no debemos preocuparnos. Lo más importante es la calidad del procedimiento y la garantía y seguridad que pueden ofrecer los especialistas.

La blefaroplastia sin cirugía se puede utilizar para:

Esta intervención, aunque va dirigida a la mirada y el parea de los ojos. Se realiza puntualmente en pequeñas zonas de esta área del rostro. Los parpados y ojeras son los más comunes. Al igual que, la blefaroplastia superior. A continuación, te indicamos las zonas que más se tratan a través de esta novedosa técnica…

  • Rejuvenecimiento Periorbitario: Engloba el párpado superior, inferior y las famosas patas de gallos. En este se incluye la operación de parpados.
  • Rejuvenecimiento peribucal: Puede ser usado para eliminar las líneas de ex´resión y arrugas que circundan los labios y la boca.
  • Tratamiento para arrugas en la cara: Elimina las arrugas y flacidez del cuello. Además de arrugas finas en las mejillas. A esta técnica se le denomina micropeeling y funciona bajo el mismo principio.
  • Otros usos: Para tratar el acné, tanto activo como cicatricial. Además de la eliminación de arrugas, fibromas, queratosis y xantelastmas.

Post – operatorio de una blefaroplastia sin cirugía:

Después de la sesión de la blefaroplastia sin cirugía, se pueden notar algunas molestias estéticas. Las cuales, no llegan a dar mayores problemas.  La zona permanece inflamada hasta las primeras 72 horas. Después, comienza el proceso de recuperación. El cual, puede durar hasta una semana. Al cabo de este tiempo, desaparecen por completo las costras. Es demasiado importante que aquellas personas que se realicen el tratamiento, elijan el momento adecuado para ello. Esto, con el fin de que puedan descansar unos días. Al menos,  hasta que baje por completo la inflamación de los parpados.

Tras el tratamiento de la blefaroplastia sin cirugía, se debe lavar la zona con agua y jabón. Esto, con una periodicidad de dos a tres veces al día. Además, hacer uso de antisépticos hasta que las costras terminen por caerse. Desde este momento, es importante aplicar a diario un factor de protección solar y una crema hidratante antes del maquillaje. Y, no olvidar las gafas de sol para salir a la calle. Esto, se debe cumplir a pie de la letra por al menos 3 meses. Ya que, si no hay un cuidado especial y organizado se puede producir una hiperpgimentación en la zona.

El tratamiento de la blefaroplastia sin cirugía es fantástico. De hecho, puede suponer un verdadero cambio en cuanto a belleza y salud se refiere. Especialmente, para esas personas que  por motivos estéticos necesitan mejorar la zona. Pero que, quieren evitar a toda costa la cirugía.

¿A quién se recomienda?

La blefaroplastia sin cirugía está destinada para personas mayores. También, para aquellos que sienten una aprensión al quirófano y prefieren métodos alternativos. A pesar de poder tener los párpados profundamente caídos, esta técnica es altamente recomendada. Sobre todo, cuando la presión de la cirugía es demasiado para el paciente. Aunque, no se consigue restaurar por completo el aspecto anterior de los ojos. Es un hecho que, si se pueden rejuvenecer los párpados y conseguir mejorar notablemente las bolsas oculares. Además, de evitar la piel sin tensión del área de la mirada.

blefaroplastia-sin-cirugia-en-la-tercera-edad

Técnica dirigida para aquellos que sienten una aprensión al quirófano y prefieren métodos alternativos

Antes y después de una Blefaroplastia sin cirugía

La blefaroplastia sin cirugía es diferente a los métodos tradicionales. Por lo que, los resultados que se logran también pueden variar de un paciente a otro. La cirugía logra corregir muchos de los síntomas, pero necesita obligatoriamente de un tiempo post-operatorio. En cambio, la blefaroplastia sin cirugía puede reducir las bolsas presentes en los ojos inmediatamente. Proporcionando, así, un relleno natural para las zonas deprimidas del rostro. Hablar de blefaroplastia antes y después es hacer referencia a los cuidados que el paciente deberá tener luego de ejecutado el tratamiento. Recordemos que, los resultados varían de acuerdo a la forma en que se realice la recuperación. El 50% de los resultados exitosos dependen del paciente.

La ventaja de la blefaroplastia sin cirugía, radica en que este tipo de procedimiento presenta unos resultados inmediatos. No hay que negar el hecho que, después de llevarse a cabo exista un poco de inflamación. Sin embargo, ignorando este detalle se hace evidente la mejoría. Inclusive, a tan sólo unos días se puede apreciar perfectamente el cambio. Una opción ideal cuando no se quiere optar por una blefaroplastia con cirugía.

X

Suscríbete a nuestra newsletter

Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies Aceptar